top of page
Buscar

Castillo de Tossa de Mar

El castillo de Tossa de Mar, situado en la provincia de Girona, es una de las joyas históricas más importantes de la Costa Brava. Este fascinante lugar, es uno de los más bonitos y visitados de la costa mediterránea. Gran parte del encanto de Tossa de Mar reside en su personalidad marinera y la conservación de su esencia medieval en calles empedradas y rincones. 


En la Vila Vella se encuentra un recinto amurallado que se ha mantenido en excelente estado. Es uno de los principales monumentos de este pueblo marinero catalán, no solo por su excelente conservación, sino también, por su apasionante historia. La historia del castillo de Tossa de Mar se remonta al siglo XII, durante el reinado de Albert I, con el propósito original de proteger a la población de los frecuentes ataques de piratas de la época. Hay que destacar que el Castell de Tossa de Mar, es el único ejemplo de población medieval fortificada que aún existe en la costa catalana.


La muralla que rodea el recinto amurallado cuenta con torres circulares que se han convertido en un símbolo del paisaje de Tossa de Mar. Estas torres defensivas son la Torre d'en Joanàs, la Torre de las Horas y la Torre d'es Codolar.


Todas ellas ofrecen unas vistas panorámicas espectaculares que combinar mar y el entorno natural. Un plan que no te puedes perder si te preguntas qué ver en Tossa de Mar.



Visitar el castillo de Tossa de mar

Actualmente, el recinto amurallado es una atracción turística muy popular. En el interior de sus murallas, los turistas pueden encontrar calles empedradas, casas históricas en perfecta conservación, restaurantes con encanto y también, otros puntos de interés como la iglesia de Sant Vicenç. 



Si quieres visitar el castillo, debes saber que en el recinto sobre el que estaba la fortificación, actualmente encontramos el Faro de Tossa. Funciona como un centro de interpretación de los faros del Mediterráneo y además, cuenta con un bar / restaurante, que ofrece unas vistas espectaculares.


El precio para subir al castillo es totalmente gratuito y la visita se puede hacer a pie o desde un trenecito que da la vuelta a todo el poblado y que sale desde la playa Gran (situada a los pies del castillo medieval).



En lo que respecta a los horarios, no hay restricciones para entrar a este monumento por lo que es posible disfrutar de unas fantásticas vistas de Tossa de Mar de noche.


Te dejamos algunas recomendaciones de bares en Tossa de Mar, si vas a pasar la noche en esta bonita población costera. 




La iglesia de Sant Vicenç de Tossa. Espectacular edificación a los pies del castillo


La Vila Vella de Tossa fue atacada e incendiada por los franceses en 1285, que derribaron gran parte de la muralla y la iglesia de San Vicente. Un siglo más tarde se construyó un templo gótico en el mismo lugar donde se levantaba la iglesia del siglo X.


El aspecto actual ruinoso e incompleto de la antigua iglesia de Sant Vicenç, se debe a que fue destruida de forma accidental en el siglo XIX cuando las tropas francesas almacenaban aquí explosivos.





Las ruinas actuales de esta iglesia de estilo gótico del siglo XV, solo conservan parte de la capilla, los muros laterales, parte del coro y el ápside que tenia una escultura de Sant Vicenç. Sin embargo, merece la pena visitarla por su gran belleza y las preciosas vistas que ofrece de Tossa de Mar. La antigua iglesia de San Vicente es escenario de conciertos y bodas. 


El faro de Tossa de Mar ocupa el emplazamiento del antiguo castillo


El Faro de Tossa está situado a unos 60 metros sobre el nivel del mar, precisamente ocupando el emplazamiento de los restos del antiguo castillo. Fue construido en 1917 debido a las necesidades de señalización marítima entre Calella y Palamós, teniendo en cuenta del mal estado en el que se encontraba el espacio. 



Actualmente, el faro de Tossa de Mar acoge el Centro de Interpretación de los Faros del Mediterráneo y está clasificado como Bien de Interés cultural. Además, es la sede del proyecto museístico “Faro de Tossa.


Un espacio de referencia para las personas interesadas en conocer más acerca del mundo de los faros.


Es posible consultar los horarios de visita en el mismo centro, llamando al +34 972 343 359




Tossa de Mar; tierra de piratas


La historia de Tossa de Mar está marcada por historias de piratas. El pirata Barbaroja y otros corsarios acechaban este pueblo pescador cuando el castillo aún se erigía en lo alto protegido por cañones y torres defensivas. 




Cuenta la leyenda que vivía en el castillo de Tossa del Mar una dama y que uno de sus pretendientes era un pirata berberisco que atracó su barco en la orilla para esperar a la joven.Tan ensimismado estaba el pirata que su tripulación le abandonó. 


Pero él, dispuesto a esperar un gesto de la dama, decidió esperar el tiempo que hiciese falta. Las velas del barco se marchitaron y se secó su casco y al pirata le crecieron los cabellos y la barba. Su cuerpo se adelgazó y su piel se arrugó. Un día, cansado de esperar el pirata hundió la nave en aquella playa, ante el mismo castillo, quedando del revés, con la quilla en alto.


La quilla se convirtió a través de un hechizo en una gran roca que hoy, la podemos ver entre la Mar Menuda y la playa Grande, símbolo de un amor insobornable.

74 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page